11/12/2013 – La vista atrás, la mente al frente

Normalmente, cuando uno cree haber llegado al final de un proyecto le gusta echar la vista atrás por recordar las vicisitudes que vivió en el camino. Así me ha ocurrido hoy cuando, después de tres años sin hacerlo, he vuelto a abrir el blog privado Las noches de Perputxent (diario de una leyenda), antecesor de este. El blog Las noches de Perputxent nació el 2 de enero de 2009 con la intención de que funcionase como libreta de campo digital donde volcar toda la información que recabara acerca de la leyenda de la Encantada: la que estaba llamada a ser mi segunda novela.

Recuerdo que por aquel entonces acababa de corregir El llanto del petirrojo, mi primera obra, y que lo último que me apetecía era meterme a escribir otra. Sí, escribir una novela es una tarea muy exigente, que requiere de mucha constancia y dedicación. Sin embargo, la escritura engancha, de modo que decidí escribir algo más liviano como una narración breve para matar el gusanillo. Dicho y hecho. La leyenda de la Encantada me pareció un buen tema: conocía bien la geografía y me apetecía indagar en la cuestión. Pronto me puse con ello, y al poco de tirar del hilo del asunto, el visir al-Azraq emergió de la noche de los tiempos y me llevó a su terreno. Así fue cómo el breve cuento que tenía que escribir derivó en La Montaña Azul, una crónica histórica que se ha llevado cinco años de mi vida.

Ahora que el proyecto literario de La Montaña Azul ha concluido, volver la vista atrás ha supuesto rememorar aquellos primeros pasos, inciertos pero decididos, cuando buscaba a mis personajes en la oscuridad de la noche, casi a tientas. Muy poco de aquellos primerísimos pasos ha trascendido de aquel blog privado a este público; sin embargo, eso va a cambiar. En sucesivas entradas iré publicando aquellos primeros balbuceos literarios, cuando nada sabía de mi narrador, ni de los personajes, ni de fotografía, ni de la montaña de problemas que se venía encima; de ese modo, los futuros lectores de La Montaña Azul podrán conocer de primera mano cómo se gestó la crónica del visir al-Azraq.

La bella Amira

Cuando un proyecto literario termina, otro comienza a andar. Será la misma época, el mismo escenario, pero una historia totalmente diferente, donde la bella Amira está llamada a ser la protagonista.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...