07/11/2011 – Foto-blog (047): Retazos de otoño (I)

En Perputxent, el bosque caducifolio se limita a las choperas que medran junto al río. Sin embargo, existen agrupaciones de Diospyros lotus (lodoñeros o caquis silvestres) que pasan desapercibidas el resto del año y que, llegado noviembre, cobran un gran colorido.

047-Retazos de otoño (I)

Título / Localización

Retazos de otoño (I) / Font de Picotares (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

03/11/2011 / 09:09h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Sigma AF 70-300/4.0-5.6 DG APO Macro

Tiempo de exposición

1/5 sg ± 1.33EV

Diafragma

F 8.0

ISO

100

Distancia focal

133 mm

Observaciones

Encuadre muy cerrado buscando los tonos de la gama cromática cálida

Desconocía por completo esta especie, pero es lo que tiene esto de la fotografía que te afina la curiosidad y la vista. Una vez averiguado su nombre científico, conocer las excelencias de esta especie autóctona ha sido todo un descubrimiento.

Extractado de la wikipedia: La especie Diospyros lotus se extiende desde el Este de Asia hasta el SO de Europa. En la antigua Grecia se le conocía como "la fruta de los dioses", a menudo citado como "dulce de la naturaleza" o Dios pyros (literalmente "el trigo de Zeus"), de ahí proviene el nombre científico de su género. Su fruta parece ser el loto mencionado en La Odisea: era tan deliciosa (la fruta) que los que la comían olvidaban volver a casa y querían quedarse y comer loto con los Lotófagos.

El árbol crece en las zonas bajas y medias de las zonas de montaña, normalmente hasta unos 600 metros de altitud. No es exigente con la calidad del suelo donde se desarrolla, pero agradece los sitios soleados.

Los Diospyros lotus pueden alcanzar los 30 m de altura. Las hojas son brillantes, coriáceas, de forma ovalada con extremos puntiagudos, de entre 5 y 15 cm de largo y unos 6,3 cm de ancho. Florecen entre junio y julio en el hemisferio Norte, y las flores son pequeñas y de color verdoso. Los frutos son bayas con carne jugosa, comestibles, de 1-2 cm de diámetro, y su sabor recuerda el de los dátiles y las ciruelas, conteniendo grandes cantidades de azúcares, ácido málico, y vitaminas. Se consume en fresco o como fruta desecada. Al desecar y congelar los frutos su astringencia desaparece. También se utiliza como portainjerto en el cultivo del caqui.

En Perputxent, esta especie medra cerca del río. Además de en las proximidades de la font de Picotares, la he visto bajo la presa del pantano y en la desembocadura del barranc de l’Encantà, junto a una agrupación de Diospyros kaki (caqui), con los que comparte género. Sin embargo, a diferencia del lodoñero, los caquis son nativos de China y se introdujeron en el Sur de Europa durante el siglo XIX.

.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...