08/09/2011 – Foto-blog (028): La Luna Moruna

Cuando uno porfía, al tercer intento el destino comprende que debe ponerse de su parte. Septiembre es mes de nubes, de tormentas, de cielos dramáticos, y no hay que desaprovechar la más mínima oportunidad de porfiar con el azar: cara o cruz, fortuna o fatalidad: no queda otra. La previsión meteorológica anunciaba chubascos y tormentas para la tarde del viernes, de modo que tomé el equipo y marché a Perputxent con la intención de cazar algún relámpago. No fue posible, pero no cambio el ramillete de fotos que me traje por una sola con el mejor de los rayos: ya lo cobraré una noche de gota fría...

La lluvia me acompañó durante toda la tarde, pero llegado el ocaso los nubarrones desfilaron hacia el Norte, parsimoniosos, incendiándose en su retirada sobre los perfiles de Perputxent. Tomé fotos de todos los colores: con balances fríos, reales y cálidos; con focales cortas, medias y largas; fotos en vertical y en horizontal, con presencia y ausencia de un primer plano; escenas a contraluz, de alto rango dinámico, con filtros de densidad neutra: completos y degradados, de dos y tres pasos; imágenes crepusculares y nocturnas de las más variadas exposiciones. Una sesión prolija como pocas donde el arco iris asomó a traición, por la espalda, sobre los perfiles de la serra de La Safor, y hasta Moruna, la Luna, tuvo su momento de protagonismo.

Moruna, la Luna

Título / Localización

La Luna Moruna / Castell de Perputxent (l’Orxa)

Fecha / hora de la toma

02/09/2011 / 21:00h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Tamron SP AF 17-50/2.8 XR Di II

Tiempo de exposición

2 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

100

Distancia focal

28 mm

Tipología

Fotografía crepuscular

Observaciones

Luna en creciente (20%)
Temperatura de color: 6200 K

Comentarios

..

.

.

Circulo lunar

.

Últimamente me prodigo bastante con el formato 2x1, tanto que me he fabricado una ventanita panorámica para ajustarla sobre el display de la cámara con el fin de componer los elementos de la escena justo antes del disparo.
Cuando decido tomar los perfiles de Perputxent sin incluir un primer plano, casi siempre recurro al formato panorámico. Normalmente, me inclino por dejar el castillo en el tercio inferior izquierdo y dejo que la silueta de Benicadell oriental trace una diagonal, pero en esta ocasión la Luna Moruna me pidió componer de otra manera.

Para tomar esta foto sin quemar la Luna, las luces deben estar bien compensadas en el cielo. La composición buena hubiese sido aquella en que la Luna quedase a la misma altura que el castillo y algo más próxima a éste de modo que la focal pudiese cerrarse en aras de que ambos elementos cobrasen mayor protagonismo. Esa disposición compositiva “optima” acaeció media hora después, pero las luces del cielo se habían apagado.

Por otra parte, los primeros días de la fase creciente podemos observar el círculo lunar en penumbra, sobre todo después del ocaso, cuando las luces de cielo y Luna se compensan, durante lo que se conoce como “hora azul”. En el original de la foto se observa este fenómeno, aunque la resolución para la web no permite visionarlo.

Lo mejor de la sesión es que en el futuro, cada vez que vea una foto de las que tomé ese día, El intérprete de los deseos traerá a mi memoria los versos de Ibn Arabí que sonaban en mi oído aquella tarde: música andalusí, poesía y Naturaleza: ¡qué combinación tan maravillosa!

.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...