21/07/2011 – Foto-blog (015): XIII

Cova dels Nou Forats (2)Cada vez que visito la Cova dels Nou Forats recuerdo aquel domingo de mayo de 2009 que accedimos a una de sus oquedades. No, nunca olvidaré el impacto que me produjo acariciar aquellos fragmentos de vasijas andalusíes que encontramos dispersos en su interior; y no es por la importancia del hallazgo arqueológico en sí, ni por haber alcanzado con éxito nuestro propósito, que también, sino porque aquellos restos cerámicos llevaban más de siete siglos sin que la mano del hombre los manoseara. Después de tanto tiempo en el olvido, acariciar aquellos utensilios fue lo más parecido a experimentar una regresión temporal al XIII: el Siglo.

Desde aquel día que la Cova dels Nou Forats es una de mis localizaciones preferidas. Desde su interior se divisan todos los enclaves defensivos de Perputxent y, si nos situamos convenientemente, el paisaje que se alcanza a ver guarda mucha similitud con el que se podía contemplar en tiempos de al-Ándalus. Sin embargo, la imposibilidad de abarcar el interior de la cueva sin un objetivo “ojo de pez” y el riesgo que entraña descender desde su interior por la noche ha provocado que no me haya prodigado mucho en este fabuloso enclave medieval mediante fotografía nocturna.

Una circumpolar desde el interior de la Cova figuraba en mi relación de trabajos fotográficos pendientes y con el propósito de eliminarla de la lista accedí hasta ella la semana pasada. La Cova está orientada hacia el Norte y sabía que su boca ofrecería un excelente encuadre donde enmarcarla. En efecto, la estrella Polar brillaba al frente pero tuve que apostarme en un lateral para abarcar por completo la boca de la cueva con un gran angular abierto a su focal máxima. Ahora sé que cometí varios errores. El primero y principal fue pretender fotografiar una circumpolar en una noche de plenilunio, puesto que la luna arrojaba demasiada luz y eclipsaba el brillo de buena parte de constelaciones y estrellas. Así, ante la imposibilidad de tomarla de una sola tacada, decidí acometerla por partes: con 40 fotos correlativas de un minuto de exposición. El resultado final no me convence en absoluto dado que el número de estrellas resulta ínfimo y, también, porque el paso de unas nubes dispersas terminó por deslucir una toma que ya desde un principio estaba mal parida. El segundo error que cometí fue un error de encuadre, pues desde el lugar donde finamente despatarré el trípode no se distingue ninguna de las oquedades que caracterizan este enclave. La circumpolar continúa en mi lista de pendientes: toca repetir una segunda, y esta vez no la pienso pifiar.

Cova dels Nou Forats

Título / Localización

XIII / Cova dels Nou Forats (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

15/07/2011 / 23:26h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5

Tiempo de exposición

60 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

800

Distancia focal

10 mm

Tipología

Fotografía de larga exposición (nocturna)

Observaciones

Luna llena
Balance de blancos 4400K

Iluminación interior con un cirio

Comentarios

.

.

.

Circumpolar 1

Para tomar la circumpolar abarcando la boca de la cueva y las nueve oquedades interiores que la caracterizan se requiere un ojo de pez. Asimismo, realizar la foto en una sola toma con ausencia de luz selénica ofrece varias ventajas: 1) obtener unas trazas estelares continuas; 2) recoger un número considerablemente mayor de estrellas; 3) evitar que el paso de una nube dispersa presente un efecto de ghosting.

Un cirio aporta una luz ambiental muy adecuada, en claro contraste tonal con el exterior; una luz cálida, homogénea y favorecedora que hace innecesaria cualquier tipo de iluminación suplementaria mediante flash y/o linterna. Quizá un segundo cirio estratégicamente colocado y/o rebotado permita realzar las texturas del suelo.

Dado que una toma única de 40 minutos provocará un considerable calentamiento del sensor y, casi con toda seguridad, la activación del sistema anti-ruido de la cámara (otros 40 minutos extra), la toma tendrá que realizarse con una batería totalmente cargada y en buen estado, capaz de soportar 80 minutos en continuo funcionamiento. Asimismo, sería muy conveniente tomarla a una temperatura ambiente inferior a los 10ºC para minimizar el ruido.

De todo lo expresado hago varias lecturas, todas positivas: 1) la fotografía que pretendo tomar tiene mucho margen de mejora; 2) regresaré de noche a la Cova, al XIII; y 3) lo haré acompañado de un amigo que siempre ha estado ahí y que ahora he tenido la oportunidad de redescubrir para satisfacción mutua y personal enriquecimiento. No, no resulta fácil encontrar a alguien con quien departir de lo humano y lo divino y, además, que conozca a Abu al-Qasim ibn Hilal, a Abu ibn Bassul, al wazir al-Azraq, que sepa de su época, de su historia, que haya incursionado sus valles y dominios.

.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...