05/03/2011 – Aš-šawkah aš-šahbā, Anagyris foetida L.

Anagyris foetida L.Al poco tiempo de incursionar los dominios de al-Azraq constaté la presencia de un arbusto en casi todas las alquerías y fortalezas que visitaba, una especie que, pese a la singularidad de sus frutos, desconocía por completo. Recuerdo que la primera vez que reparé en su existencia fue en el interior del castillo de Perputxent, al abrirme paso entre la maraña vegetal. Al rozarlas, sus hojas despiden un olor característico, aunque no tan fétido como reza su nombre científico (Anagyris foetida L.), al que después de tanto oler he terminado por acostumbrarme. Los frutos del arbusto en cuestión son unas vainas entre habas, algarrobas y judías que en un principio pensé que podían tener un uso alimenticio, si no humano cuanto menos para el ganado. Al medrar en las inmediaciones de las fortalezas andalusíes parecía claro que la especie estaba ligada a algún uso culinario propio de la cultura árabe y en esas estuve hasta hace poco, cuando leí un artículo de Josep Torró titulado Vall de Laguar. Asentamientos, terrazas de cultivo e irrigación en las montañas del Šarq al-Andalus: un estudio local, donde finalmente conocí su nombre científico. En una de las notas finales de este artículo se dice: Así, aš-šawkah aš-šahbā es el nombre que, en árabe andalusí, recibe la Anagyris foetida, un arbusto frecuente en el valle y de presencia habitual en las zonas de habitación de las alquerías.

Anagyris foetida L.

Una vez conocido su nombre científico, saber acerca de esta especie fue más sencillo. La Anagyris foetida L., conocida popularmente como “garroferet o bajoca de moro”, es un arbusto caducifolio, tóxico, de hasta 4 m de altura. Posee hojas trifoliadas que desprenden un olor que puede resultar desagradable. Presenta la peculiaridad de ser una caducifolia de verano: pierde las hojas al principio de la estación seca y le vuelven a brotar con las primeras lluvias del otoño. Florece en invierno (enero-febrero); sus flores son de un amarillo verdoso y sus frutos semejan pequeñas algarrobas de color verde. Como curiosidad y característica distintiva de esta especie, decir que se trata de la única planta que polinización ornitófila documentada en Europa.

Anagyris foetida L.

Sin embargo, lo más interesante es lo que sigue. Esta planta contiene anagirina, un alcaloide con propiedades eméticas, y citisina, que actúa como un depresor respiratorio que administrado en dosis elevadas produce la muerte por asfixia. Se ha utilizado en medicina popular, como purgante y antiasmático, pero su elevada toxicidad desaconseja su utilización como remedio casero. Hay quienes aseguran que esta planta se utilizaba durante la Edad Media para emponzoñar las puntas de las flechas, y plantean que su cultivo en al-Andalus respondiera a un uso militar, no sólo por sus propiedades tóxicas sino, también, porque este arbusto daba una excelente madera para armar ballestas. ¿Será por todo esto que la Anagyris foetida L. sólo medra en las inmediaciones de las fortalezas y alquerías andalusíes?

.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...